Mi lugar de desestrez, intentando descomprimir mi mente en palabras, pensamientos en consonantes...

espero no aburrirlos con mis historias, cada cosa que escribo lo hago con todo mi corazon disfrutenlo a cada segundo y a cada mirada ♥

miércoles, 13 de enero de 2010

CAP.1 "cambio"

Faltaban 3 años para terminar el colegio y mi mamá quería un cambio, claro justo ahora era injusto llevo 11 años en el mismo colegio y espera que me acostumbre en 3 años en un colegio extraño si ni siquiera en los 11 años me pude mimetizar, tener que convivir con gente nueva, extraña, que me miraría raro y seguirían sin hablarme, bueno por esa parte no tengo problema igual en unos años seria una ermitaña de todos modos.



Yo estaba tranquila cenando cuando ella irrumpió mi paz.

- Hija creo que es tiempo de un cambio-dijo ella completamente animosa con una sonrisa en su cara, esperando que yo dijera algo se veía tan bien así no quería que cambiara su expresión -y que te parece la idea.



- Mmm... ¿Dónde?- dije un poco escéptica jamás había viajado mucho pero si era mamá la que dirigía el viaje seguramente seria un lugar con mucho sol, muy calido Australia quizás, África, no llamaría mucho la atención. Alemania, Brasil, Miami, Tahití me imaginaba todos los lugares posibles con colores vivos y seguía sin encajar en ninguno, ni aunque me diera el mayor tostado del mundo seria como ellos.


- ALASKA -dijo mamá cortando mi pensamiento de la raíz.

- A Alaska… ¡¡¡Alaska¡¡¡ -luego dije algo exaltada no solía ponerme de ese temperamento pero Alaska, fría, nublada mi mamá no tiene nada que ver con eso, no ni siquiera se puede poner en esa frase son opuestos.


- Si… e descubierto que mi color es el verde –su color? –y bueno es fantástico tenia pensado en Grecia-eso si combinaba- pero con todo lo del cáncer a la piel que mejor que un lugar verde, calmado, natural-¿natural?-no te parece fantástico.

- Si verde genial –sabia que mamá no cambiaria de parecer pero debía intentarlo –y la selva amazónica.


- Muchos mosquitos.

- Inglaterra.


- No cambiare de parecer.

Si no cambio de parecer no valía la pena luchar contra algo imposible.

- mañana- dijo mamá moviendo su cabello y levantándose de la mesa.

- ¡¿mañana?! Estas loca - ella se detuvo en la escalera y volvió a sentarse –y acaso tenemos casa allá y mi hermana y mis estudios y sus estudios y tu trabajo- dije alterada ella pensaba las cosas muy rápido.


- Hija yo sabia que me dirías algo así te preocupas demasiado-dijo mamá tranquila mientras yo hacia una mueca- por eso yo decidí decírtelo cuando ya tuviera todo listo tu hermana no ira por que bueno no se le da Alaska-a ti tampoco-y estudia acá y le falta tan poco y ella es súper responsable y cuidara la casa – seguro que hace fiesta jaja- tus estudios listo es todo tan fácil con Internet y al lugar que vamos hay un colegio y es mixto –marco la ultima palabra al máximo con mucha emoción mas que yo –y encontré una casa maravillosa y solo seremos las dos será magnifico –o que poco me conoce mi madre yo quiero ser ermitaña por algo –y el trabajo es solo en la computadora no es mayor problema claro que algunas veces viajare pero será como siempre –por supuesto como siempre.


Como siempre ella sale y yo vivo en el aire con miedo a la extraña sociedad que espera afuera.

- de acuerdo y pensaste en mi ropa, mamá allá hace frío y donaste mi poca ropa de invierno no se salvo ni una bufanda –dije reprendiéndola ella y las obras de caridad, la ropa me gustaba pero ella quería que utilizara colores vivos y el invierno lo pasaba a duras penas solo salve un gorro.

- lose es lo mejor –que me muera de frío o dios esta mujer –saldremos de compras allá juntas-juntas genial amaba a mi madre pero el modo que lo dijo emocionada me asustaba de compras con mamá es raro y no es como si fuera a ir con una amiga invisible.


- Si y ahora que llevo para el viaje –dije suponiendo que ella tendría una idea después de todo ella era la mente maestra detrás de todo.

- lo básico hija lo básico.


- ¿lo básico? –ella hablaba en otro idioma que yo no entendía
Vio mi cara de “que habla” y dijo.

- ya no importa ve a dormir yo arreglo las cosas –dijo resignada.

suspire y subí las escaleras a mi pieza.

Siempre tuve la pieza mas pequeña cuando vivíamos como “familia” yo compartía pieza con mi hermana era algo incomodo pero no quedaba de otra cuando pasamos a ser una “familia mas pequeña” tuve una pieza para mi pequeña pero mi mamá no podía pagarse una casa grande y lujosa ya con mis estudios, los de mi hermana y criarnos, era mas que suficiente y yo lo sabia al igual que mi hermana.
Mi pieza estaba arriba compartíamos las tres el baño y eso era difícil.

Entre al cuarto y me metí en la cama repase nuevamente la loca idea de mi madre y luego de unos minutos me deje llevar por los brazos de Morfeo, no recuerdo haber soñado algo.

Pero quien sabe si Salí a caminar nuevamente, desde que era pequeña solía levantarme en la noche claro dormida, esa manía me trajo muchas caídas cuando íbamos a cabañas que solían tener camarote.

No vi el reloj pero si la ventana y era bastante temprano baje por la escalera sigilosamente y vi a mamá cabeceando en el sofá y pensar que ella seria la que nos llevaría al aeropuerto. Jamás había viajado en avión, no como lo hacia mamá ahora seguido ya que su negocio a funcionado muy bien todo a mejorado con el tiempo esto seria grandioso pero no podía mostrar emoción alguna de verdad no es una broma desde que me dijo que iríamos a ALASKA pincho alguna parte de mi cerebro que causaba una reacción en cadena de emociones pero no sonreía.

Y luego recordé algo que trajo otro paquete de emociones y eran dos simples palabras “colegio mixto” las cuales llevaban a otra peor y extraña “CHICOS” si ni con las chicas pude congeniar ellos serian la especie mas extraña lejana y fuera de mi alcance.

Mamá aun seguía cabeceando y levanto la cabeza para mirarme tenia unas ojeras inmensas pero había arreglado todo.
- mamá puedo llamar a un taxi.

- no estoy a mil –dijo pero mi expresión de preocupación la hizo cambiar de parecer –OK pero que se apure.


El taxi no demoro mucho y Caroline nos despidió me pregunto si estaba contenta de quedar sola y semi-independiente.

Llegamos al aeropuerto justo para abordar el avión mamá callo dormida al momento que partió el viaje. El vuelo era directo no me dormí rápidamente era la primera vez que estaba en el aire y era emocionante y jamás en mi vida me lo hubiera imaginado yo vivía al otro lado del mundo radicalmente y el viaje fue bastante largo unos días de puro viaje.

La azafata venia unas cuantas veces y a ver si necesitaba algo no quería pedir comida pesada por que la vomitaría y eso seria horriblemente vergonzoso así que solo jugo.
Cuando bajamos del avión todo me dio vueltas y estaba lista para una ida al baño OH se sentía asqueroso.

Era verano en Alaska y llovía no puede ser y yo solo llevaba mi ropa ligera una chaqueta de mi hermana, unos jeans cómodos, zapatillas y un gorro salvado de la donación la gente en el aeropuerto llevaba impermeables, este seguro iba a ser mi fin.

- mamá donde compro ropa –dije indicando mi ropa y la de las otras personas.

- Hija –dijo explicando –donde vamos no hay grandes tiendas comerciales así que compre unas cuantas ropas por Internet y seguro que llegaron en encomienda a la casa.

-¿podía confiar en mi madre la ropa? –yo te traeré de mis viajes.

- ¿y ahora nos vamos en auto, mamá? –dije mientras ella se dirigía a las afueras del aeropuerto.

- No, es mas rápido en avión.

- Donde vamos mamá –dije viéndole esa sonrisa que ponía cuando tenia algo entre manos.

Unos 45 minutos mas en viaje y llegamos a un pequeño pueblo llamado Córdova dentro del parque nacional chugach población menor a 2500 habitantes.

El pueblo en si se encontraba en la desembocadura de un gran río. Por lo menos ya no llovía cuando llegamos pero era todo tan sombrío, estaba como mi animo.

Supuse que viviríamos hay pero es malo suponer con mamá por que ocurre lo contrario.
Mamá había alquilado un auto hasta que le trajeran el Sullo.
Marca del auto ni idea jamás pasaría como una amante de los autos ni siquiera lo era mas bien relajada mi sueño frustrado fue ser skate pero todo quedo en nada, mi hermana terminaba sus estudios y comenzaría la universidad a mamá no le iba tan bien como ahora y papá estaba lejos como siempre no quería causar problemas y decidí no decirle nada.


- hija ya falta menos te juro que no quedaras defraudada –dijo subiendo al auto con rapidez por lo menos ella estaba feliz y no es que yo no lo estuviera pero mostrarlo es bastante difícil.


El camino llevaba por un bosque seguramente milenario era increíblemente hermoso al comienzo se veían bastantes casas una cerca de la otra y luego mas alejadas hasta que llegamos a la nuestra tenia una vista maravillosa y estaba feliz pero por que no sonreía esto es entupido.

La casa era grandiosa de color blanco se veía muy antigua pero no tétrica la casa era de dos pisos o eso era lo que se veía por fuera. Con pastito en todos lados y como no si estábamos en medio del bosque era grandioso aquí si que pasaría desapercibida y quizá ni conociera a alguien en meses era maravilloso.

Margaret me saco de la ilusión.

- hermosa cierto –dijo bajando sus maletas y mirando hacia la casa.

- Estupenda –mi voz con emoción creo que hasta casi salto.
La casa estaba amoblada seguro mamá lo tenia planeado hace mucho tiempo era amplia con techo alto era hermosa.


La casa tenia 4 piezas en total Margaret tenia la mas grande color crema con la ventana daba hacia atrás, mi pieza era la mas lejana a la de mamá con grandes ventanas unas dirigidas hacia la izquierda y las otras hacia el frente, había una cama grande una mesa hacia la muralla y dos puertas una llevaba hacia el baño y la otra al ¿ático?, era extraña esta casa pero la puerta no llevaba al ático sino a una escalera hacia el tercer piso el cual era una terraza wow la casa estaba llena de sorpresas.


Ordenar mis cosas no me llevo mucho tiempo no traía unas 10 mil maletas llenas de ropa así que lo acomode en un armario y listo cuando baje hay estaban las cajas con ropa que mamá había comprado.
Las mías eran dos cajas con poleras largas, chalecos, polerones, chaquetas largas y cortas, impermeables, zapatos, guantes, bufandas, uno que otro gorro y pantalones especial para Alaska.

Sentí un aroma indescriptible pero de alguna manera supuse que era comida hasta ese momento no había recordado lo mucho que deseaba comer baje por las escaleras rápido y casi caigo de bruces al suelo sino reacciono, Margaret estaba sirviendo los únicos dos platos que ocupábamos me senté y comencé a comer estaba muy bueno o yo me Moria de hambre pero que era lo que estaba en mi plato ni idea

- mamá esta muy bueno ¿que es? –dije soltando el tenedor y mirándola atenta podría ser cualquier cosa.

- Eh… un secreto.


Secreto supongo que seria mejor que me dejara llevar por la imaginación por que ella tampoco sabia lo que era termina rápido y me levante de la mesa sin hacer otro comentario lleve mi plato al lavadero y comencé a lavarlo con precisión de no dejar ningún resto eche bastante jabón mas de lo necesario y se hizo una gran cantidad de espuma me encantaba hacer eso el problema es que solía mojarme estaba en medio de mi gran actividad del día y estaba bastante relajada quizás algo cansada pero me distraía con facilidad en este tipo de cosas sin sentido como estaba sola no me importaba pasar como una entupida y me reía de mi misma.

- hija que aras hoy –dijo mamá buscándome algo de conversa quizás pero yo quería salir del lugar no a recorrer mas bien a malgastar el tiempo.

- Creo que saldré de “excursión” –del todo no era mentira pero me refiero a una excursión a escuchar música.

- Si pero que bien quizás yo luego valla a ver a los vecinos –si claro vecinos al kilómetro de distancia como sea a ella no le gusta estar sola mucho tiempo y yo no era gran amante de la conversa.

Subí a mi pieza a buscar ropa y comenzó a llover como si no hubiera un mañana el viento chocaba con el techo bastante fuerte y la lluvia chocaba a las ventanas como si no quisiera que yo saliera y me quedara en la casa lo que faltaba y ahora no tenia panorama estuve recostada esperando que parara de llover pero se hizo de noche eran las 9 pero era como si nada estuviera mas oscuro ninguna estrella nada ni la luna me podría consolar o entretener esta noche ya no soporte mas no hacer nada y abrí la puerta llevaba a la terraza y tome una chaqueta y subí ya llevaba puesto el pijama pero no soportaba no poder ver ese día algo de ese hermoso lugar aparte de la casa era injusto.


La terraza tenia un porte considerable y había una mesita de metal y sillas me sujete de la baranda tome una gran bocanada de aire aspire todo ese aroma a mojado a bosque a libertad a salvaje levante los dos brazos y no llovía pero lloviznaba finamente se sentía tan bien vi un movimiento rápido entre los árboles y paso rápidamente algún tipo de animal estuve apunto de gritar pero me cubrí la boca y entra rápido a mi pieza que había sido eso me dio un miedo horrible me acosté a pensar que solo era un ¿reno? Muy grande y rápido.
Me cubrí todo lo que pude la cabeza y sentí un sonido hermoso que solo se escucha en películas de terror o esas cosas pero no dejaba de ser hermoso destape my cabeza y oí mas claramente el sonido
- auuuuuuuuuuuu…. – se escucho a lo lejos.


espero que estuviera bien gracias.

2 comentarios:

Andrea Pink Mandarina (: dijo...

ALASKA?!?!?! OMG!! hahah que interesante! ya seguidora (: y ya recomendado! (en mi listita de recomendaciones de la derecha, luz-bajo-las-sombrar...)

Brenda dijo...

me gusta tu historia, ya soy seguidora y gracias por el comentario.